“Hablar de un incremento salarial no es lo oportuno ni corresponde, consideramos que la clase trabajadora tiene todo el derecho de poder solicitar incrementos, pero estamos en una situación muy adversa tanto el sector privado como lo que significa el público y creo que no es el momento”, sostuvo la presidenta de la Fepch, Teresa Dalenz.

cumple para impedir la expansión de la pandemia del coronavirus en el país tendrá un impacto significativo en la economía, por lo que solicita que no haya incremento salarial. 

En una preocupación incluso por el posible cierre de empresas y la pérdida de fuentes de trabajo, Dalenz hizo hincapié en la necesidad de una “especial atención” a todos los sectores inmersos en el circuito turístico, visiblemente afectados con el cierre y suspensión temporal de sus servicios en cumplimiento del aislamiento decretado hasta el 4 de abril.

Estos pedidos son parte de un comunicado en el que también se solicita a las entidades del Estado el pago de planillas por concepto de ejecución de obras con instancias municipales, departamentales y nacionales, a empresas constructoras cuyas obligaciones fueron ejecutadas el año pasado.

Dalenz solicitó incluir al sector productivo en los descuentos en los servicios de energía eléctrica, gas domiciliario y agua potable por el tiempo que dure la medida extrema de la cuarentena. Flexibilización en el pago de cargas sociales, a los entes gestores de salud y a entidades de corto y largo plazo.

También se solicita tolerancia en el pago de créditos y la disminución de tasas de interés para las pequeñas y medianas empresas por la falta de liquidez en las empresas.

Entre otros varios pedidos, en el tema de salud, piden a las autoridades la dotación de equipos e insumos de bioseguridad y el cumplimiento de los protocolos para evitar la propagación del covid-19, así como la instalación de un laboratorio especializado para detectar posibles casos confirmados.